15/08/2019

Aprendizaje a través del juego

«No es necesario que se tengan juguetes costosos, lo que se requiere es que el niño tenga intercambios verbales y no verbales con otras personas»

¿Cómo el juego beneficia el desarrollo cognitivo de los niños y qué áreas desarrolla?

El juego es inherente a la infancia y al ser vital para el desarrollo de las personas, constituye un derecho de los niños.  El juego es una forma de aprendizaje natural, que nos permite desarrollar habilidades y capacidades cognitivas, afectivas y sociales, que luego formarán parte de las actividades cotidianas de la vida. El juego desarrolla todas las áreas; según en qué se enfoque el juego nos permite por ejemplo clasificar y ordenar el mundo. Por ejemplo: cuando un niño ordena sus muñecos en “viejos y nuevos”, “sucios y limpios”, “hombre y mujeres”, etc. Hacer series, cuantificar, desarrollar capacidades motrices, y también por supuesto organizarnos socialmente, esperando turnos por ejemplo, reconociendo y construyendo reglas, cuestionando trampas, etc.

¿Cómo los padres pueden integrarse en esta dinámica de aprendizaje?

Los padres deben entender que el juego es un derecho de la infancia y no considerarlo una pérdida de tiempo. Lo mejor que pueden hacer los padres es permitir que sus hijos jueguen. Hay ocasiones en la que los padres pueden jugar con sus hijos, ya sea practicando juntos algún deporte, o jugando juegos de reglas como los casinos o algún juego de mesa. Según el nivel de educativo de los padres, cambia la forma en que juegan con sus hijos, y los tipos de juegos con los que se involucran. Sin embargo, lo más importante es que los padres propicien el juego de sus hijos respetando este proceso, comprendiéndolo, y ofreciendo tiempo y espacio a los niños para que jueguen entre ellos.

¿Cuáles son los factores que detiene o bloquea un proceso cognitivo en el niño?

Los intercambios empobrecidos con el ambiente no estimulan el desarrollo cognitivo. Un ambiente rico en posibilidades de interacción sí lo estimula. No es necesario que se tengan juguetes costosos, lo que se requiere es que el niño tenga intercambios verbales y no verbales con otras personas, así como oportunidades de explorar y actuar sobre el mundo, en el contexto en el que esté, y con los materiales que tenga a mano. Por ejemplo, si no tiene lápices o colores para dibujar, puede usar cualquier otra herramienta para hacer marcas, un palito en la tierra por ejemplo. Si no cuenta con fotografías de sí mismo, puede ser su reflejo en el espejo o en un río. Si los padres no pueden leerle cuentos, pueden narrárselos. Un pedazo de madera puede representar muchas cosas, con lo cual se estimula la función simbólica. Son estas oportunidades de actuar sobre el mundo las que permiten la estructuración y el desarrollo cognitivo.

¿Qué espacios son favorables para que los niños tengan un mejor desenvolvimiento?

Todos los espacios pueden ser favorables. Como dije más arriba, dependerá del tipo de interacción que el niño tenga con el mundo. Todos los espacios pueden ser enriquecedores.


Dra. Susana Frisancho Hidalgo

Docente de la Maestría en Cognición, Aprendizaje y Desarrollo. 


 

DEJA UN COMENTARIO

NOTA:
Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.